Para todas las mujeres del mundo

publicado en: Uncategorized | 0

Entrevista

 

Verónica A (Sevilla, 1974) quiere compartir con todos nuestros lectores y lectoras algunos de los secretos de Me Muero de pena (La Indolente, primavera de 2016) y su visión de la edición independiente. Cierra los ojos porque se siente feliz. Y también porque, bañada por la luz anaranjada de los últimos rayos de sol y mecida por una suerte de contagiosa ociosidad, ha optado por mezclar varias sustancias psicoactivas antes de conceder la entrevista.

 

¿Qué es Me muero de pena?

Es un medio en el que he pretendido concentrar la esencia de La Indolente. Integra música, ilustración, poesía y edición artesanal. Cuenta la historia de un corazón roto que se recompone. Se trata de un trabajo muy personal en el que he intentado utilizar todas las posibilidades que brinda la edición independiente.

 

¿Por qué utilizas la palabra medio? 

Porque de eso se trata, precisamente, La Indolente. Nosotros no establecemos una distinción entre continente y contenido. Al igual que el resto de los libros que hemos publicado, Me muero de pena se pensó desde cero, probando distintas combinaciones de telas para el encuadernado al mismo tiempo que elegíamos un tipo u otro de maquetación o la selección de poemas y canciones. Me muero de pena no es un mensaje encerrado en un libro. El libro entero es el mensaje.

 

Pero tuvo que haber algo, algún elemento, una semilla que diera lugar más tarde a todo el conjunto.

Es posible que la música. En el disco hay canciones que compuse hace veinte años. La música es el medio de expresión en el que me siento más cómoda, en el que todo fluye con más fácilidad.

 

¿Cómo surge la colaboración con Grethel Balladares, ilustradora del título?

La conocí a través de su Instagram y me encantó lo que hacía. Al poco, nos vimos en persona y tuvimos una bonita conversación sentadas en el Dos de Mayo. Grethel tiene mucho talento y una inmensa capacidad de trabajo. A los dos días nos envió las primeras ilustraciones y no paró hasta terminar todo el libro. A veces me quedo mirando algunos de sus dibujos durante horas. Es increíble lo que ha hecho. Se trata de una ilustradora excelente.

 

Desde que recibes un pedido hasta que éste llega al lector, ¿cómo es el proceso?

Bueno, a decir verdad, lo primero que hago es stalkear un poquito los perfiles de la gente. Me gusta pensar en las personas que van a recibir el libro. En cierto modo, eso hace que el libro se convierta en algo vivo, cambiante. Ninguno es exactamente igual al anterior. Lo siguiente que hago es sentarme, coger tela, cartón y cutter y empezar a trabajar.

 

¿Cuál es tu labor en la indolente?

Soy cofundadora y coeditora. Con Me muero de pena también autora. También llevo a cabo toda la labor de encuadernación. Todos esos libritos que tanto os gustan han salido de mis manitas. Me dais mucho trabajo, desgraciados. Pero me encanta.

 

¿Tienes algún otro proyecto personal en el candelero?

Sí, en esta ocasión se trata de una idea más estrictamente musical. Pero tiene un tono distinto, más alegre. Y cuenta con la colaboración de Zoa Abril a la guitarra. De momento no puedo decir mucho más, salvo que intentaré que sea lo más bonito posible.

 

¿A quién le regalarías me muero de pena?

Si pudiera, a todas las mujeres de este mundo.

 

Su facebook: facebook.com/SinCorrerPorLosPasillos

Su twitter. twitter.com/Ferenice

 

Me muero de pena de Verónica A se encuentra disponible en tres preciosas ediciones y te lo mandamos a casa sin gastos de envío , )

 

Dejar una opinión